Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

Diferencias entre oro amarillo y oro blanco

En joyería el oro puro es demasiado blando para el uso diario, por lo que se fusiona con diversos metales,  principalmente  plata y cobre, a fin de lograr una mayor  resistencia y durabilidad.

 

 El oro de 24k (oro puro 100%  ), es demasiado blando para utilizarlo en joyería, por eso los más utilizados  son el de 18k o 14k. El de 18k quiere decir que se compone de 75% de oro puro y el resto son aleaciones con otros metales a lo que se le llama “liga”.

 

 En Bombore Joyas  trabajamos con el de 18k (1ª Ley), que es el que contiene el mayor  porcentaje admitido de oro puro para que una pieza sea resistente al uso diario.

El color del oro depende del porcentaje de cada metal en la aleación.

 

A continuación os vamos a detallar  los 2 tipos de oro más usuales:

 

-ORO AMARILLO: Partiendo de oro fino de 24K  hay que añadirle un 32% de liga para obtener el oro amarillo de 18K (1ªLey), las aleaciones que se utilizan son: el cobre, que le aporta un matiz rojo, y la plata, que le aporta un matiz verde.

 

-ORO BLANCO: Partiendo de oro fino de 24K  hay que añadirle un 32 % de liga para obtener el oro blanco de 18K (1ªLey)  con aleaciones como el paladio, zinc y el níquel  (hoy en día es rechazado por el factor alergológico), para obtener ese color casi blanco.  Se concluye dándole un baño de rodio para que tenga un blanco más intenso.